Avisar de contenido inadecuado

El "Complejo de Sísifo" y los "Callejones sin salidas" del Destino

{
}

 

 

El "Complejo de Sísifo" y los "Callejones sin salidas" del Destino

 

 

“La historia es una galería de cuadros que contienen pocos originales y muchísimas reproducciones”. Alexis de Tocqueville

 

 

M

uchos sujetos consideran que su vida no tiene “salida”.  El sentimiento de encontrarse en un callejón sin salida conlleva sentimientos de vulnerabilidad, angustia, depresión, miedo e incertidumbre respecto del presente y el futuro. Situaciones de pobrezas, vínculos de parejas problemáticas, problemas se laborales, etc., caen en esta categoría de "situación sin salida". Por muchos esfuerzos que realice el sujeto, la cosa no cambia. El sentimiento de que "nada va a cambiar" a pesar de los esfuerzos, lo invade. En una situación así, podemos experimentar estados rotulados como depresivos, angustia, dolor o resentimiento consigo mismo y para con los demás y muchos de los supuestos “estados” o “alteraciones de la subjetividad”. Sin embargo, en Destinología no denominamos “depresión”, ni “melancolía”, etc., a esta situación sin salida sino "destinos sin salidas". El sentimiento de que nada va a cambiar se debe a que para el sujeto, la situación existencial no tiene salida. No conoce las razones de su sufrimiento, los motivos profundos, las causas  ocultas de su sufrimiento. De ahí la incapacidad para cambiar los problemas que lo aquejan. Podemos denominar a esta situación el "Complejo de Sísifo", debido a la situación  repetitiva de los hechos penosos y que lleva una situación al borde de la desesperación. Al respecto  debemos recordar en qué consiste el mito de Sísifo. Del griego “Sisyphos”, qué significa “sabio” y en pocas palabras, Sísifo fué el rey fundador de corinto, hijo de Eolo, y de Enareta,  y esposa de Mérope. Después de muerto fue castigado en los infiernos a subir una enorme piedra desde la base  de una montaña hasta la cúspide, pero en el momento de alcanzar la cima, la piedra volvía a caer debido a una fuerza invisible que volvía a empujar la piedra hasta la base. Como un “eterno  retorno”, el mito de Sísifo constituye una situación repetitiva que intenta graficar la situación existencial de muchas personas. Por eso la denominamos “Complejo de Sísifo” a las determinantes inconscientes que conducen a  situaciones repetitivas y penosas y sin posibilidad de salida para las personas.

Sin embargo, desde la Destinología, este complejo adquiere otra dimensión. Esa dimensión constituye la posibilidad  de introducir cambios en la dimensión repetitiva del destino de los seres humanos. En otros términos, a las acciones repetitivas de los acontecimientos penosos de los sujetos desde la Destinología oponemos el “principio de cambio”  o “principio de creatividad” que posibilita introducir nuevos elementos y re -traducciones de los sucesos penosos que el individuo se veía impotente para cambiar. En otros términos, asistimos a la  resistencia al cambio, aunque desde la Destinología se prioriza el “efecto sujeto” consistente en una rebelión siempre  manifiesta contra las reverberaciones repetitivas de su destino. El individuo siempre lucha contra el determinismo de su historia, de los acontecimientos, e incluso de la naturaleza, para introducir nuevos elementos, herramientas e ideas que le permiten trascender el determinismo histórico de las repeticiones. Es la historia del ser humano, la de luchar contra el determinismo de la naturaleza y sus leyes insoslayables y contra el determinismo social para buscar nuevos horizontes de vida. Pero la “lucha principal” del sujeto es contra el determinismo de su destino para cambiar los aspectos penosos o deficitarios. El único problema es que el sujeto desconoce las premisas fundamentales de su historia pérdida en lo más hondo de su “programa mental”. De esta manera, el destino de un sujeto se debate en la lucha de los principios a saber, el principio de repetición y el principio de cambio. El predominio de uno de estos principios nos indicará el “pronóstico existencial”(cómo marcha y cómo será el futuro de su vida) de una persona. Mejor digo nos indicará la gravedad de los acontecimientos que aquejan a un individuo en función de su destino. Para decirlo en términos más fáciles, el predominio del principio repetición sobre el principio de creatividad nos indicará un destino rígido que consta de repeticiones que llevan a un callejón sin salida y que el sujeto no puede cambiar. Esto significa sufrimiento, pena, angustia de presión y quizás muchas de las manifestaciones supuestamente patológicas desde el campo de la psicología pero que desde la Destinología denominamos situaciones sin salidas.

Un individuo aquejado por el Complejo de Sísifo o, sin duda manifestará reacciones o rebeliones contra su situación penosa. Una vez indagado su historia, en sus pensamientos respecto de los hechos que le suceden, en sus vínculos familiares y de pareja, en el sentimiento personal respecto de los distintos roles que manifiesta en su vida cotidiana, y una construcción provisoria de su destino o historia emocional, podemos evaluar el grado de incidencia del complejo de Sísifo o es decir la medida en que el sujeto repite pautas familiares incorporadas en su temprana infancia. Trascender el complejo de Sísifo significa simplemente introducir en el círculo vicioso de la vida de un sujeto el principio de creatividad y la posibilidad de replantear desde el pensamiento crítico y creativo las situaciones repetitivas que lo aquejan desde el fondo de su programa mental. Debemos aclarar que el “Complejo de Sísifo” tanto como el principio de creatividad,  constituyen procesos inconscientes  que escapan a la conciencia del sujeto. En otros términos, el replanteo de los supuestos mentales arraigados en el programa mental del sujeto, posibilitará nuevas posibilidades, nuevos horizontes de expectativas y el replanteo de su proyecto de vida que posibilitará la capacidad para optar entre un destino repetitivo y de sufrimiento o un destino nuevo con  nuevas posibilidades existenciales.

Por otra parte, y en función de los diversos aportes de la psicología respecto de los sufrimientos humanos, como el psicoanálisis y otras corrientes de la psicología, podemos decir que por ejemplo, el Complejo de Edipo puede llegar a constituir un complejo que estructura la psiquis del individuo, pero respecto de nuestro destino, no puede constituir el complejo nodular de la subjetividad, porque para la Destinología lo constituye el Complejo de Sísifo. A medida que el individuo va incorporando pautas de comportamiento a través de la observación, el pensamiento deductivo, y las decisiones tempranas, entre otros va conformando su programa mental que a partir de la misma funciona en base a la repetición dinámica de los modelos según las situaciones. De esta manera, las dos tendencias fundamentales en el destino del ser humano (antes que un impulso) lo constituyen el principio de repetición y el principio de cambio.

En otros términos, el “Complejo de Sísifo”  adquiere para la Destinología, la dimensión en el marco de nuestro programa mental estructurada en forma temprana y que marca cada paso de nuestro destino. Los callejones sin salidas lo son en relación al encierro en un destino ignorado y oculto nuestro programa mental. Así, el sujeto no encuentra salidas a las repeticiones penosas de su vida lo que desencadena estados emocionales como la angustia, el temor etcétera que desembocan en alteraciones existenciales penosas. En este sentido, la psicología de los aspectos requiere de un nuevo análisis a la luz de nuestro programa mental y las ideas o sistema de pensamiento que operan como premisas de los estados emocionales de cada sujeto. En otros términos, un sujeto no está mal porque está deprimido sino porque no encuentra salida su destino. Los resultados pueden oscilar desde un simple malestar o sentimiento depresivo franco para llegar a ideas de suicidios, entre otros.

 

Aún la psicología de los mal denominados “cuadros” histéricos, obsesivos, etc. Deben ser reconsiderados como representaciones inconscientes de un estilo de vida incorporado vía observación o  a través de las identificaciones durante el crecimiento. La supuesta "conversión" de una energía psíquica en somática también es parcial porque lo que se juega no es un impulso sino un patrón de reacción en la dimensión del cuerpo y sus funciones. Parálisis, contracturas, cefaleas, etc., no consisten en "síntomas histéricos" sino estilos de reacción ante un tipo de vínculo displacentero que el sujeto asimiló de uno de sus progenitores. Luego, ante una situación similar, reactúa tales como forma de exteriorizar su ser, su identidad o su destino, dentro del cuál, la reacción de parálisis, por ejemplo, nos indica su modelo: la madre, la abuela, el padre, etc.

En pocas palabras, el sujeto  carga con las dolencias externas observadas ha rato y vuelve a  representar en un escenario similar,  que  observamos en una “representación histérica” “obsesiva” etc. Como Sísifo, las representaciones histéricas (u otras manifestaciones “psicopatológicas”) se repiten y el sujeto se torna impotente para cambiar tales malestares subjetivos. Aún podemos hablar de destinos poco estructurados en el sentido de un sujeto que una historia y una conciencia. Los destinos "desestructurados" o poco estructurado debido a la falta de cumplimiento de los roles paternos y maternos respecto de la necesaria afectivización del niño y su devenir como sujeto. Es el caso de los denominados psicóticos en donde asistimos a un destino desestructurado al que los programadores mentales del sujeto, como la familia, los Padres etc. No cumplieron su rol y el sujeto no  accede a un programa mental lo suficientemente consistente como para construir una realidad compartida.

Sin embargo estas cuestiones constituyen una mirada abierta a las nuevas expectativas y constituyen simplemente hipótesis provisionales respecto del funcionamiento de nuestro destino.

{
}
{
}

Comentarios El "Complejo de Sísifo" y los "Callejones sin salidas" del Destino

EL destinologo: solicito por este medio, a todos los que le interesa el tema del destino, que lean los articulos contenidos en este blog.En "archivos" podran encontrar mas de 20 articulos que resumen un libro sobre el tema. Gracias y suerte.

Deja tu comentario El "Complejo de Sísifo" y los "Callejones sin salidas" del Destino

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre